Compartir

Cómo conducir en casos de emergencia 

Cómo conducir en casos de emergencia 

Son múltiples las circunstancias de emergencia que te puedes encontrar al conducir y muy graves las consecuencias. Saber de antemano cómo actuar en estos casos te ayudará a contar con los recursos necesarios para salir airoso del trance. Sin embargo, en muchas ocasiones, saber mantener la calma es lo más importante para encontrar la salida más inteligente. Para ayudarte a conducir seguro, en unComo.com te ofrecemos unos consejos sobre cómo conducir en casos de emergencia.

También te puede interesar: Cómo conducir con tacones
Pasos a seguir:
1

Cuando te encuentras con algún tipo de emergencia al conducir lo primero que debes hacer es encender las luces que, precisamente, llevan ese nombre, las luces de emergencia. En la mayoría de los automóviles las encontrarás en el panel frontal, justo debajo del espacio para el equipo de audio. Es la mejor manera de avisar a otros conductores que probablemente harás alguna maniobra brusca debido a las circunstancias.

2

Una de las maniobras a las que debes recurrir en último lugar en caso de que te encuentres con alguna emergencia al conducir es la marcha atrás. Aunque consultes los espejos retrovisores o incluso gires la cabeza, tu visibilidad será muy reducida y corres el riesgo de colisionar con un vehículo u otro elemento de la vía o incluso de atropellar a una persona. Así que recurre a dar marcha atrás únicamente cuando sea imprescindible.

3

Aunque el instinto te llevará a frenar o dar un volantazo, en resumen, a actuar de forma brusca, cuando te encuentras con una situación de emergencia, esto es lo menos adecuado. Así, trata de controlarte y mantén la dirección del automóvil sin pisar el freno a tope. De lo contrario, lo más probable es que tu coche derrape y pierdas el control del mismo por completo. Te recomendamos que leas este artículo si quieres saber cómo actuar en caso de derrape.

4

El freno motor, que consiste en pasar a marchas más bajas para que el automóvil vaya perdiendo velocidad de forma paulatina, es un gran aliado para conducir en caso de emergencia. De hecho, es una de las medidas a las que debes recurrir en el caso de que tu coche sufra un pinchazo.

5

Si tienes que parar el vehículo por una emergencia en la carretera, recuerda que debes señalizarlo correctamente con los triángulos, que debes ponerte el chaleco al salir del automóvil y que tienes que controlar que los ocupantes que llevas en el automóvil no invadan la vía y se mantengan apartados de la misma, para evitar que sean atropellados.

6

Si te quedas sin frenos, intenta aprovechar la orografía del terreno para reducir la velocidad del coche de forma natural. Así, dirige el automóvil hacia una zona de pendiente y, al dejar de acelerar, irá perdiendo velocidad sin necesidad de usar el freno. Te recomendamos que leas este artículo para saber en detalle cómo conducir si te quedas sin frenos.

7

Además de tener en cuenta estos consejos, recuerda que no perder los nervios es muy importante a la hora de responder de forma eficaz a circunstancias adversas en la carretera.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo conducir en casos de emergencia , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Coches.

Escribir comentario sobre Cómo conducir en casos de emergencia 

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo conducir en casos de emergencia 
Cómo conducir en casos de emergencia 

Volver arriba