Cómo evitar el ángulo muerto de visibilidad

Cómo evitar el ángulo muerto de visibilidad

El punto ciego del coche o ángulo muerto de visibilidad es una peligrosa zona que no podemos alcanzar con nuestra vista empleando el espejo retrovisor. Es el área que ocupa en determinado momento un automóvil que nos está adelantando por la derecha. Como imaginarás, supone un grave riesgo de colisión lateral en el caso de que iniciemos un adelantamiento justo cuando otro automóvil que nos están rebasando se encuentra en este punto muerto. Para ayudarte a viajar seguro en coche, en unComo.com te explicamos cómo evitar el ángulo muerto de visibilidad.

Pasos a seguir:
1

La forma más eficaz de evitar este punto ciego del coche es no adelantar de forma impulsiva. Así, antes de pasarnos al carril derecho para adelantar, debemos comprobar varias veces a través del retrovisor central y del lateral que ningún automóvil está ocupando esta zona de la vía para rebasarnos a nosotros. Si haces esta comprobación un par de veces o tres antes de adelantar, darás tiempo a que un coche que se encuentre en tu ángulo muerto de visibilidad lo abandone y lo puedas ver.

2

Por otra parte, para una mayor seguridad a la hora de evitar el ángulo muerto de visibilidad, puedes recurrir a girar leve y rápidamente la cabeza hacia la derecha para comprobar directamente que no hay ningún automóvil en esta zona, sin necesidad de recurrir a los retrovisores. Esta maniobra entraña riesgo en el sentido de que durante unos segundos perderás la zona de visión frontal, pero se puede entender como un mal menor cuando su finalidad es comprobar que no hay ningún coche en el punto ciego cuando vamos a iniciar una maniobra de adelantamiento.

3

En este punto, es necesario indicar que durante la marcha, aunque no vayas a hacer un adelantamiento, debes comprobar con frecuencia los espejos retrovisores, tanto el central como el lateral, ya que no solo te interesa saber lo que pasa ante ti en la carretera, sino que también es muy importante que sepas lo que acontece con los automóviles que te siguen. Así, si te ves obligado a hacer una maniobra brusca, como un frenazo o un adelantamiento inesperado, sabrás si tienes algún coche detrás que puede colisionar contigo y, en consecuencia, cómo actuar de la mejor manera para producir el mal menor.

4

Volviendo a la pregunta de cómo evitar el ángulo muerto de visibilidad, los avances tecnológicos están ahí para echarnos una mano. Así, algunos fabricantes comienzan a incorporar el llamado espejo de Hicks, que tiene una curvatura tal que permite cubrir un ángulo de visión mayor que los espejos tradicionales.

5

Cámaras de vídeo, radares o sistemas basados en sensores de ultrasonido son soluciones tecnológicas más avanzadas que están desarrollando algunos fabricantes de automóviles y que, poco a poco, van incorporando en sus modelos con el objetivo de evitar el ángulo muerto de visibilidad que no pueden cubrir los espejos retrovisores.

6

Sin embargo, hasta que estas innovaciones no estén generalizadas, lo más útil es que estés muy atento a la circulación con comprobaciones constantes a los espejos retrovisores mientras conduces. También es básico que, antes de iniciar la marcha, los coloques de forma correcta. El central debe permitirte ver la mayor parte posible de la luna trasera. Por su parte, para colocar el lateral izquierdo debes pegarte a la ventanilla del conductor y colocarlo de forma que veas lo mínimo de la carrocería del coche a través de él y el resto de la visión sea para la carretera. Situado en la parte central del automóvil, el retrovisor derecho debe ofrecerte la misma información visual: un mínimo de la carrocería y, el resto, la carretera.

7

Si sigues estos consejos, estarás en las mejores condiciones de evitar el ángulo muerto de visibilidad y circularás más seguro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar el ángulo muerto de visibilidad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Coches.