Compartir

Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos

Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos

En ocasiones, puede suceder que la moto no arranca en frío. Es un problema que es bastante común. En muchas ocasiones, no hay ningún problema ni avería grave en la motocicleta. Sin embargo, otras veces, se debe a fallos o averías en algunos de los componentes de la moto o bien a un mal mantenimiento de la misma. Afortunadamente, son situaciones que, en general, tienen fácil solución y que tampoco requieren de un importante desembolso económico. Si alguna vez te ha sucedido, seguro que te has preguntado "¿por qué mi moto no arranca en frío?". Desde unCOMO te respondemos a esta cuestión y te damos unos consejos para que no vuelva a suceder.

También te puede interesar: Por qué mi moto no arranca 

La moto no arranca en frío por las temperaturas bajas y la humedad

Una de las causas de que la moto no arranque en frío es por el mal tiempo. De hecho, es muy habitual que esta situación se produzca cuando ha nevado, las temperaturas son muy bajas durante varios días o no ha parado de llover.

La dificultad se produce principalmente porque, cuando hace mucho frío y durante varios días seguidos, los líquidos de la moto, como el de frenos, aceite o agua, se vuelven más viscosos o algunos pueden llegar a congelarse. Esto impide el correcto funcionamiento de la motocicleta. Para evitar que la moto no arranque en frío por el mal tiempo:

  • Es mejor que tu moto siempre esté resguardada. Es decir, que esté dentro de un garaje o a cubierto porque así estará más protegida del frío, nieve o lluvia, así como de las heladas que pueden producirse por la noche.
  • La funda de protección es otra buena alternativa para estos días tan fríos. Así no le caerá la nieve ni la lluvia directamente y el frío y las heladas no dificultarán tanto que arranque.

En este otro artículo de unCOMO te explicamos Cómo guardar la moto en invierno.

Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos - La moto no arranca en frío por las temperaturas bajas y la humedad

Tu moto no arranca en frío porque le falta mantenimiento

El mantenimiento tiene una relación directa con el funcionamiento de la moto y no solo a la hora de arrancarla en frío, sino durante toda su vida útil. Por ello es importante llevar la moto al taller periódicamente y hacerle revisiones para que todo esté en orden.

De hecho, la ausencia de este mantenimiento es una de las principales causas que explican que la moto no arranque en frío, sobre todo, cuando no se usa todos los días o con bastante frecuencia.

En estos casos, a menudo, se suele dejar la moto aparcada en la plaza de garaje sin moverla durante mucho tiempo. Y es aquí donde radica también otro de los problemas que responden a tu pregunta de ¿por qué mi moto no arranca en frío?

Y es que las baterías se descargan lentamente, por lo que puede que, si no has movido la moto durante bastantes días, no tenga batería o quede muy poca. Además, en estos casos, se genera menos corriente por lo que es más difícil hacer el arranque o conseguir que funcione. Y eso no es todo porque, en consecuencia, el resto de piezas también se mueve más lentamente, impidiendo también el correcto arranque de la moto.

Para evitarlo, lo mejor es mover la moto con cierta periodicidad, aunque sean trayectos cortos. Además, te recomendamos leer este otro artículo en el que contamos Cómo mantener la batería de mi moto.

Revisa las bujías si tu moto no arranca en frío

Como hemos comentado brevemente en el anterior apartado, el mantenimiento de la moto es clave y, sobre todo, de determinadas piezas y componentes como las bujías. Y es que es otra de las razones más habituales que explican que la moto no arranque en frío.

Esto se produce por que el grado térmico de las bujías no es el adecuado, lo que es más frecuente cuando la motocicleta se emplea para desplazamientos por la ciudad porque esto impide que estén funcionando a su máximo rendimiento.

Una situación que, a su vez, deriva en que se ensucien con más frecuencia y, por lo tanto, no puedas arrancar la moto o notes tirones al conducirla tras haberla puesto en marcha. Para evitarlo:

  • Aunque la emplees solo para la ciudad, es bueno que por lo menos una vez a la semana hagas algún recorrido a más velocidad y un poco más largo de lo habitual.
  • Desmóntalas y límpialas con un cepillado metálico.
  • Comprueba los electrodos de la bujía para ver que están en perfecto estado. Si no están bien, no te quedará más remedio que cambiarlas.

En este otro artículo te contamos Cuándo cambiar las bujías de mi moto.

La moto no arranca en frío porque falla el motor

Además de las razones anteriormente expuestas, aún hay otra explicación de por qué la moto no arranca en frío. Y es que no se debe olvidar de que también pueden producirse fallos en el motor de la moto.

Normalmente, no es lo más común, sobre todo, cuando la motocicleta es nueva. Pero tampoco es descartable al 100% porque puede haber salido del concesionario con algún defecto de fabricación o bien, se ha podido estropear de forma prematura por algún motivo, como un mal uso o algún pequeño accidente.

En estos casos, solo queda acudir al taller para que realice la reparación necesaria y la moto vuelva a funcionar. Son averías que, en general, suelen ser más caras que el cambio de bujías.

Con estas explicaciones esperamos en unCOMO haberte respondido a tu pregunta de ¿por qué mi moto no arranca en frío? Recuerda siempre que es importante cuidarla y mantenerla en perfecto estado para que funcione adecuadamente y evitar problemas como que no arranque en frío.

Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos - La moto no arranca en frío porque falla el motor

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Reparación y mantenimiento de motos.

Escribir comentario sobre Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos
1 de 3
Por qué mi moto no arranca en frío - te lo contamos

Volver arriba