Compartir
Compartir en:

Qué pasa si mi coche se queda sin anticongelante

Qué pasa si mi coche se queda sin anticongelante

El líquido anticongelante o refrigerante es un fluido del motor vital su buen y correcto funcionamiento, y es que de perder sus propiedades anticorrosivas o agotarse puede llegar a poner en peligro la integridad del motor. Por ello es que resulta tan importante mantener controlados sus niveles, cambiarlo con cierta regularidad y mantenerse informado acerca de su mantenimiento. En el siguiente artículo de unComo puedes resolver todas las dudas y dar respuesta a la cuestión de qué pasa si tu coche se queda sin anticongelante. ¡Continúa leyendo y presta atención!

¿Qué es el anticongelante?

El líquido anticongelante o refrigerante es un fluido esencial para que el motor de un vehículo funcione correctamente y evitar posibles problemas mecánicos. Recibe el nombre tanto de anticongelante como refrigerante porque contiene un componente llamado etilenglicol que le otorga la capacidad de cambiar sus propiedades según la temperatura ambiente.

Es decir, por un lado, frente a temperaturas bajas actúa como anticongelante evitando la congelación del motor y, por otro, en temperaturas altas aumenta su punto de ebullición y permite combatir el exceso de calor o calentamiento en el motor.

Consecuencias de la falta o pérdida de anticongelante

Son muchas las funciones importantes que ejerce el anticongelante en un vehículo y, entre ellas, encontramos que sirve para proteger el motor, hacer que pueda funcionar correctamente a temperaturas muy bajas, proteger a todos los elementos del circuito de la corrosión y prevenir las formaciones calcáreas.

Cuando este líquido es insuficiente o no se renueva cuando requiere, pierde todas sus propiedades anticorrosivas poniendo en peligro el funcionamiento del motor y su eficiencia, así como un desgaste severo de sus partes móviles, taponamiento de los radiadores, entre otros problemas. Es por ello que es tan importante revisar sus niveles de manera regular y sustituirlo cada cierto de tiempo para que la conducción sea segura y puedas mantener tu vehículo en perfectas condiciones.

¿Cuándo cambiar el líquido anticongelante?

Por lo general, el cambio del líquido anticongelante suele llevarse a cabo cada dos dos años o entre los 40.000 y 60.000 km, aunque esto obviamente puede variar en función de las condiciones en las que se encuentre el vehículo.

Además, es fundamental seleccionar y utilizar el anticongelante más adecuado para el motor de tu vehículo, algo que podrás verificar en el manual de tu coche, pues siempre es aconsejable seguir las instrucciones indicadas por el fabricante.

Lo mejor es que la reposición del líquido anticongelante la lleves a cabo en tu taller mecánico habitual, pero en el caso de que esto no sea posible y necesites hacerlo tú mismo, te recomendamos consultar el artículo Cómo cambiar el líquido anticongelante del coche para realizarlo correctamente y no ocasionar problemas en el motor.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué pasa si mi coche se queda sin anticongelante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Reparación y mantenimiento de coches.

Comentarios (2)

Escribir comentario sobre Qué pasa si mi coche se queda sin anticongelante

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
fabi alon
Todos los dias le hecho agua,pero no se ve por donde la riega , la temperatura sube,estando el carro parado prendido.
modesto
me podrían mandar a mi correo todo lo relacionado con los vehiculos
Borja Lopez
Hola Modesto, a partir de ahora recibirás todo lo relacionado con la categoría de motor en tu correo.

Saludos.

Qué pasa si mi coche se queda sin anticongelante
1 de 2
Qué pasa si mi coche se queda sin anticongelante