Compartir

Tipos de amortiguadores para coches

Tipos de amortiguadores para coches

Una de las partes más importantes de cualquier coche son los amortiguadores, cuya función principal es la de rebajar la presión que el propio vehículo ejerce sobre sí mismo y sobre las ruedas del coche. Los amortiguadores, por lo tanto, reducen el daño que los impactos durante la conducción tienen sobre el propio vehículo, además de permitir un mejor agarre de los neumáticos a la carretera.

Sin embargo, los tipos de amortiguadores que se pueden encontrar en los coches son muy variados. Aunque la mayoría de ellos tienen elementos comunes, también se pueden encontrar amortiguadores específicos para coches particulares que se salen de lo más común. Sigue leyendo unCOMO y te contamos cuáles son los principales tipos de amortiguadores para coches que podrás encontrar en el mercado.

También te puede interesar: Cómo revisar los amortiguadores del coche

Amortiguadores hidráulicos para coches

Los amortiguadores hidráulicos para coches son muy sencillos y se caracterizan principalmente por usar fluidos para permitir que la amortiguación se lleve a cabo. Los amortiguadores hidráulicos más comunes son los que utilizan un cilindro que contiene un pistón con diversos agujeros en este. Esto permite que el fluido, que suele ser un tipo de aceite específico para este fin, circule a través de los agujeros, lo que permite graduar la presión.

Por otro lado, también se pueden encontrar los amortiguadores hidráulicos con válvulas. Son más eficientes que los amortiguadores hidráulicos con agujeros, ya que cuentan con válvulas en los pistones, lo que permite que el aceite fluya a través de ellas cuando se ejerce presión. Esto se traduce en una conducción más suave y agradable al volante.

Tipos de amortiguadores para coches - Amortiguadores hidráulicos para coches

Amortiguadores de tubo para el coche

Se trata de una tipología de amortiguadores que, además de fluidos de aceite, también pueden utilizar gas en la amortiguación. En el caso de los amortiguadores de doble tubo, estos se componen por dos cámaras de diferente tamaño (la grande y la pequeña), así como por los correspondientes pistones, cilindros y válvulas. Mediante su mecanismo, situado principalmente en la cámara grande, el aceite pasa de una cámara a otra. Existen varios tipos de este amortiguador dependiendo de si usan solo aceite o aceite y gas, siendo los presurizados los que solo cuentan con el fluido del aceite y los no presurizados los que cuentan con aceite y gas. Son quizás los amortiguadores más utilizados hoy en día en la mayoría de los vehículos que circulan.

Además de los amortiguadores de doble tubo, también se pueden encontrar amortiguadores monotubo, que también cuentan con dos cámaras pero cuyos tamaños pueden variar mucho más. En este caso, se trataría de un sistema que combina tanto el gas como el aceite para realizar la amortiguación.

Amortiguadores regulables

Como su nombre indica, se trata de amortiguadores que se pueden regular con facilidad, lo que también permite que se pueda adaptar la amortiguación al tipo de conducción y terreno por el que se va a transitar. Por un lado están los conocidos como amortiguadores regulables en dureza. Estos amortiguadores incluyen una pequeña arandela que permite graduar más o menos el paso del aceite que se permite a través de los agujeros del amortiguador. De esta forma, se puede disponer de mayor o menor presión según las necesidades de cada caso.

Por otro lado, los amortiguadores regulables en suspensión utilizan un sistema parecido, pero se caracterizan por graduar de forma más milimétrica la distancia que se quiere conseguir entre la carretera y la parte más elevada del vehículo, lo que incluiría tanto la carrocería como el resto de elementos de esta parte del coche.

Otros tipos de amortiguadores

Aunque los mencionados anteriormente son los amortiguadores más comunes y más usados en los coches de hoy en día, es importante tener en cuenta que también se pueden encontrar amortiguadores con otras tipologías distintas.

  • Un buen ejemplo son los llamados amortiguadores reológicos, cuyo principal elemento característico es la incorporación de pequeños compuestos metálicos con los que se consigue una mayor resistencia en la amortiguación, ya que implican una fuerza más compacta.
  • Por otro lado, también cabe mencionar los amortiguadores de frecuencia selectiva. En este caso, los amortiguadores cuentan con una válvula que reacciona cerrándose cuando recibe una determinada presión y que marca la diferencia entre los dos tubos del pistón.

Si esta información te ha resultado útil, no te pierdas los siguientes artículos:

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de amortiguadores para coches, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Reparación y mantenimiento de coches.

Escribir comentario sobre Tipos de amortiguadores para coches

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Miguel
Hola,quiero saber que amortiguadores traseros devo ponerle a un BMW320D 150CV DEL anio 2003.Gracias

Tipos de amortiguadores para coches
1 de 2
Tipos de amortiguadores para coches

Volver arriba